eliminar-las-malas-hierbas-y-las-plagas-con-un-impacto-medioambiental-minimo-el-desyerbado-mecanico
Sicma

eliminar-las-malas-hierbas-y-las-plagas-con-un-impacto-medioambiental-minimo-el-desyerbado-mecanico

19/05/2023

La escarda mecánica es la práctica agrícola que permite eliminar las malas hierbas sin utilizar pesticidas ni productos químicos.

Es una técnica reconocida en la agricultura ecológica, pero gracias a la creciente atención que se presta a la sostenibilidad, está despertando un nuevo interés entre muchos empresarios agrícolas.

Porque la escarda mecánica tiene una serie de ventajas y beneficios, no solo medioambientales sino también agronómicos, tales como:

  1. el control de las malas hierbas que puede realizarse sin utilizar productos químicos sintéticos, lo que representa una solución más sostenible para el medio ambiente y la salud humana;
  2. la reducción de los costes: tras la inversión inicial en equipos, los costes se reducen al dejar de ser necesaria la compra de productos químicos;
  3. la protección de los cultivos: la actividad de la escarda se centra exclusivamente en las malas hierbas, sin afectar a las plantas cultivadas;
  4. la salud del suelo: la escarda mecánica mejora la composición y la salud del suelo y de las plantas.

En general, la escarda mecánica es una opción eficaz y sostenible para el control de las malas hierbas, pero requiere un cuidado extra en comparación con la escarda química para garantizar que las malas hierbas se eliminan sin dañar las plantas cultivadas.

 

Distruzione delle erbacce

 

¿Para qué sirve la escarda?

La escarda en la agricultura es una actividad fundamental, útil para limitar y controlar la proliferación de malas hierbas y reducir la competencia por el agua y los nutrientes.

Además, defiende al cultivo de los posibles daños que estas malas hierbas pueden causar cuando su crecimiento incontrolado crea un hábitat favorable para el desarrollo de plagas y patógenos que amenazan la salud de todo el cultivo.

Por lo tanto, es de vital importancia proceder a la eliminación de las malas hierbas durante las fases de desarrollo vegetativo del cultivo con acciones de escardado, por ejemplo, en el interior de las hileras, para permitir un crecimiento y desarrollo óptimos del cultivo.

 

Tipos de escarda

De las técnicas más populares, la escarda química ha sido utilizada durante mucho tiempo por los agricultores por su eficacia, rapidez y sencillez. Pero es una técnica que implica una inversión continua en la compra de herbicidas, que pueden tener importantes consecuencias para el medio ambiente y la salud humana.

Por no hablar de que esta forma de trabajar, a largo plazo, puede provocar la aparición de fenómenos de resistencia a los tratamientos químicos por parte de las malas hierbas.

 

Sin embargo, el creciente interés por las cuestiones medioambientales ha llevado a centrarse  enprácticas agrícolas más sostenibles, incluida la escarda mecánica, que se está extendiendo muy rápidamente en la cadena de suministro agrícola.

Hoy en día, las técnicas de control mecánico de las malas hierbas no solo se aplican en la agricultura ecológica, sino que cada vez se adoptan más como práctica en la agricultura convencional, ya que reducen la dependencia de los herbicidas y ayudan a mantener la salud del suelo a largo plazo.

La escarda mecánica consiste en la gestión de las malas hierbas mediante el corte de las mismas -especialmente cuando se adopta la técnica del desherbado total o parcial- o incluso simplemente labrando el suelo superficialmente, lo que repercute positivamente en el desarrollo de las raíces al favorecer un mejor crecimiento de las plantas.

 

 

Una forma de trabajar que también  permite preservar el ecosistema y la biodiversidad sin modificar las condiciones físicas y biológicas del suelo.

Y, en función de las necesidades particulares de cada agricultor, las máquinas Sicma también pueden utilizarse para llevar a cabo una escarda eficaz al mismo tiempo que otras operaciones de labranza.

 

Soluciones para la escarda mecánica

Sicma ha diseñado y produce hoy una serie de máquinas agrícolas específicas para la escarda, que están flanqueadas por otras máquinas más específicas para la labranza del suelo hasta las de siega y corte de malas hierbas, demostrando cómo las innovaciones técnicas estudiadas a lo largo de los años permiten la creación de máquinas cada vez más versátiles y eficaces.

Dentro de la gama de productos Sicma, nos hemos familiarizado con los bastidores portaherramientas intercepas y las máquinas para labrar en viñedos y huertos frutales, diseñadas específicamente para los trabajos de escardado.

Sin embargo, la versatilidad de las máquinas de labranza más clásicas y la experiencia acumulada hasta la fecha han permitido a nuestros técnicos diseñar maquinaria capaz de realizar operaciones de escarda mecánica, y aquí es donde entran en juego las fresadoras bio y las gradas rotativas.

 

Las fresadoras Bio Sicma (RG BIO, RW BIO, SPR BIO) están equipadas con un par de ruedas delanteras gemelas gracias a las cuales es posible obtener un ajuste extremadamente preciso y uniforme de la profundidad de trabajo, en una franja de tierra (de 3 a 9 cm) donde, mezclando la masa orgánica cortada con la tierra, se obtiene el efecto compost, preparando el suelo para la acción de la sembradora respetando los ciclos naturales de las plantas.

Las fresadoras Bio también se caracterizan por otro elemento muy importante, el rotor, diseñado para alcanzar una velocidad de rotación de 344 revoluciones por minuto (muy superior a las 250 habituales): esto permite cortar limpiamente las malas hierbas desde la raíz, ralentizando su rebrote y oxigenando al mismo tiempo el suelo labrado.

Las azadas también tienen una entrada y un ángulo de corte precisos para evitar la compactación del suelo y aumentar el refinamiento de la masa labrada.

Por último, otra característica especial es la posibilidad de ajustar hidráulicamente la apertura de las tapas traseras, lo que permite que la materia orgánica salga libremente, preservando al mismo tiempo el efecto «natural» de la creación del compost.

 

Las gradas rotativas, por su parte, son máquinas agrícolas utilizadas para realizar una serie de operaciones en la capa superficial del suelo.

Aunque su tarea consiste principalmente en refinar y nivelar la superficie del suelo para dejarlo uniforme, homogéneo y listo para la siembra, también pueden utilizarse para enterrar los residuos de los cultivos y los fertilizantes, evitando la formación de suelas de labranza, que puede producirse cuando se utiliza la fresadora agrícola con una frecuencia elevada.

Además, la acción de las cuchillas sobre el suelo también permite el control biológico y, al mismo tiempo, la eliminación de las hierbas nocivas y las malas hierbas que se arrancan físicamente, se incorporan y se mezclan de nuevo con el suelo, lo que convierte a las gradas rotativas en una alternativa a las fresadoras incluso para el trabajo intercepas.

Sicma ha desarrollado dos series de gradas rotativas específicamente diseñadas para trabajar el suelo entre hileras, las series EA y EV, que incluyen máquinas compactas ideales para trabajar en viñedos y huertos frutales, pero también adecuadas para la horticultura, la jardinería y el cultivo en invernaderos.

A pesar de sus dimensiones más compactas, tanto la estructura como el engranaje están ampliamente sobredimensionados y son idénticos a los de los modelos más grandes para garantizar los mejores resultados.

Erpici rotanti per il diserbo interfilare

 

Por último, cabe mencionar las demás máquinas de la gama de productos Sicma, ya mencionadas anteriormente: las intercepas y las trituradoras.

La escarda mecánica realizada por las intercepas Sicma es una alternativa válida y eficaz a la escarda química que respeta el medio ambiente y enriquece la biodiversidad del ecosistema de viñedos y huertos.

La integración del control mecánico de las malas hierbas entre las hileras permite al agricultor respetar la microfauna y la flora que pueblan el viñedo y favorecer una mayor presencia de elementos nutrientes, con efectos positivos en el calibre y la calidad del fruto.

Además, las máquinas intercepas tienen la gran ventaja de poder montar una serie de herramientas en el bastidor para realizar múltiples operaciones: desde el control de las malas hierbas hasta la labranza del suelo, pasando por el desyemado al mulching vegetal, optimizando todo el ciclo de trabajo.

Interfilare a lavoro

 

Las trituradoras, por último, actúan mecánicamente sobre la hierba y los arbustos, cortando y triturando finamente la vegetación no deseada.

Además, con su acción distribuyen uniformemente los residuos vegetales por el suelo, formando una especie de mantillo natural que retiene la humedad del suelo y limita la evaporación del agua, protegiendo el suelo de la intemperie y dificultando el crecimiento de nuevas malas hierbas.

Las trituradoras son máquinas insustituibles para quienes tienen que realizar un mantenimiento rápido y eficaz que, gracias a opciones como el disco cortacésped intercepas hidráulico, pueden realizar trabajos de siega de forma rápida y exhaustiva tanto dentro de la hilera como bajo las cepas.

Trinciatutto erbacce

 

Las técnicas de gestión mecánica de las malas hierbas, como ya se ha mencionado, se aplican hoy en día no solo en la agricultura ecológica, sino cada vez más también en la agricultura tradicional.

Sin embargo, la evolución del sector agrícola hacia modelos más sostenibles necesita maquinaria de última generación, capaz de sustituir a los herbicidas y los productos químicos consiguiendo eficazmente los mismos resultados; es en este contexto en el que encajan las herramientas agrícolas de Sicma, que representan las soluciones ideales para apoyar a los agricultores en su transición hacia prácticas sostenibles que respeten el medio ambiente y a quienes viven y trabajan en él.

 

Archivo de artículos
La presencia internacional de Sicma: cuatro citas, cuatro oportunidades de éxito
31/08/2023
Eliminar las malas hierbas y las plagas con un impacto medioambiental mínimo: el desyerbado mecánico
19/05/2023
Los rotores helicoidales de las trituradoras Sicma: eficiencia y fiabilidad
24/03/2023
Fresadora para los cultivos de maíz: nueva Sicma RX-Mais
17/02/2023
Cubierta vegetal de hileras alternas: una técnica moderna de gestión del suelo
12/01/2023
Cultivador para trabajo entre hileras e intercepas Vignamatic
07/11/2022
Herramientas y rotores para fresadoras y trituradoras Sicma: calidad y alto rendimiento
01/09/2022
Trituradora de terraplenes y trituradoras laterales: máquinas para todos los usos
26/07/2022
Las disqueras en la elaboración del terreno interfilas: tipologías y características
03/06/2022
Enterrar abonos y fertilizantes
13/04/2022
Aporcadora para hortalizas Sicma, potencial y beneficios
11/01/2022
Trituradora Sicma: características y usos
22/12/2021
La Intercepas Sicma: un éxito más allá de las expectativas
25/11/2021
Gradas rotativas Sicma: una gama cada vez más rica
13/09/2021
Máquinas agrícolas Sicma: fresadoras y azadas
10/09/2021
Sicma: sinónimo de Fiabilidad, Duración y Servicio
22/06/2021
Agricultura ecológica y elaboración mínima: Fresadora BIO
22/06/2021
Disco Hidráulico Intercepas para Trituradoras
10/05/2021
Trabajar el viñedo con el intercepas: breve guía operativa
24/03/2021
Artículo de la revista Abruzzo - SICMA: mecánicos agrícolas conocidos en todo el mundo
29/05/2020